Historias de Amor Reales

Amor en el lugar menos probable – Cuentos para enamorar

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Recuerdo que fue uno de los días mas triste de mi vida, el mundo que conocía ya no existía… Me llamo Andrea, soy de una país de que no quiero mencionar en latinoamericana, pero actualmente vivo en España.

Fue un infierno con un frió que nunca había conocido, quizás por el lugar donde nací, ya que es un lugar cálido. Recuerdo que los abrigos tapaban levente mi rostro. Era un día absurdamente triste, era el día donde mis padres firmaban su divorcio, sentía que el peso de esa separación en parte era por mi culpa.

lo conoci en el divorcio de mis padres

Escuche a mi madre llorar toda esa noche, sentía como se tapaba con la sabana para que no se la escuchara, pero su llanto podría escucharse suavemente en mi habitación.

Al siguiente acudimos temprano a las oficina del juzgado civil para efectuar la separación, el divorcio que se había postergado desde  hace años.

Y el estaba ahí, entro varias veces al recinto, a darle un papel al juez,  lo mire, y pude ver ese brillo en sus ojos… Seguramente te ha sucedido, que ves a alguien, y de inmediato te gustaría saber mas sobre esa persona.

Entro dos veces, y no volvió a entrar, mi madre lloraba en el recinto, y fue la primera vez que lo vi a mi padre tan triste, con mis 18 años, no pude contener las lagrimas.

El entro una tercera vez al recinto, me vio llorar, y me acerco unos pañuelos, me dijo, no llores no pasara… su voz madura, se mostraba tan seguro el… Solo atine a decir, gracias, eres muy amable.

Después de media hora, decidí irme, y esperar a mi madre en el coche, era una situación que no podía soportar, nunca pensé que firmar un documento llevara tanto tiempo.

Su sonrisa, era única, así deben sonreír los ángeles

cuentos para enamorar
Imagen ilustrativa

Me encontraba esperando en el coche, cuando el se me acerca, y sonriendo me dice… Hola soy Jose, tu como te llamas?

-Soy Andrea, gracias por los pañuelos.

El me miro y me dice, no te preocupes, tengo mas pañuelos si necesitas. No tienes que llorar, veras como pronto se resuelve todo….

Su sonrisa era única… así deben sonreir los ángeles pensé. Mi madre salia, con mucho deprisa, como evitando seguir en ese lugar, un minuto mas…

Nos subimos al coche, y nos fuimos…. Y mientras íbamos, pensaba… no lo volveré a ver, nunca mas, no tengo su numero de teléfono, ni nada, y volver a este lugar, pues ni siquiera que quedara camino a casa.

Pasaron varias días, ya casi se me había borrado su rostro de mi mente y empezaba ya a no a pensar mas en el.

Una sorpresa impensada, y poco probable

Pero… un día, saliendo de casa lo encontré sentado en la orilla del otro de la calle, con un maletín, y con una bufanda roja… me miro… levanto la mano, y se acercó.

Sonrío, y me dijo, no necesitas otro pañuelo no? yo sorprendida solo sonreí…  antes de que hablara me dice: No quiero que pienses que soy un acosador, pero ese día me quede con ganas de saber mas de ti, y tome tu dirección de los documento que dejo tu madre en el juzgado. Si te incomodo, te pido disculpas, y si quieres que me vaya me iré.

Lo mire, y le dije… pues voy a la tienda, acompáñame si quieres. me acompaño a la tienda, y nunca mas se alejo de mi… Estuvo sentado mas de dos horas en un crudo invierno, esperándome.

Llevamos sietes años, 7 gloriosos años, y prontos nos vamos a casar, y cada día que pasa lo amo aun mas. fue mi primer amor, mi primer romance, y si Dios quiere, sera el único!

Andrea Borja, para Historiasdeamor.info

Amor en el lugar menos probable – Cuentos para enamorar
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Pin