Tag

historia de amor real

Browsing

Que rareza y que difícil se me hace empezar esta breve introducción a este articulo, quizás por lo malos momentos que vengo pasando en mi vida en estos días, o quizás porque lo que acabo de leer me ha hecho pensar mucho en mi vida y en mis seres queridos. Siempre he dicho que en los momentos mas adversos es donde el humano hace relucir sus mejores y mas grandes facetas, y hoy no hablare de mi, no contare historias de amor de alguno de mis lectores como es habitual. Solo les presentare una traducción de un blog en ingles, la mayoría de mis lectores son hispanohablantes, y por eso me he tomado el trabajo de traducir este contenido. Es un articulo un poco largo, pero te aseguro que valdrá la pena leer! El principio Lo último que me imaginé hacer fue crear un blog (vale, quizás ser monja sea…

Volaba a París a un viaje de negocios, moda y complementos. Era el vuelo 424, nunca lo olvidaré, no se si por ser capicúa o porque me coincidió con aquella bella azafata. Elegante, de talle alto, pecho generoso, maquillaje cuidado y esmerado tinte en el pelo. He de confesar que levantó mi pasión por esa delicadeza e hizo volar mis sueños por un momento, yo que nunca había soñado con una mujer.   Tengo una teoría desde entonces, hasta para una mujer es fácil caer en las redes de otra mujer, solo falta delicadeza, feminidad  y una mirada profunda, sensual y delicada.   Recordaré el vuelo a París por aquella azafata que me despidió con una sonrisa y que jamás olvidé. Sus buenas formas y lo guapa que era, me hicieron replantearme mi orientación sexual, desde entonces sueño con ella aunque tengo pareja y mi amor cada día que pasa sin…

   Cuando le conocí me paso algo tan fuerte que nunca había sentido por nadie. Era lo mejor que me había pasado y estaba muy enamorada. ese verano estábamos muy a menudo con una amiga común que estaba sola ya que su novio la habia dejado porque se había ido con otra.Nosotros por pena estábamos con ella para que no estuviera sola. Yo notaba que ella estaba mucho con mi novio y se lo decía a el y el me decía que no fuera tonta que eran cosas mías. Pasó el tiempo y a los pocos meses mi novio me dice que quiere dejar la relacion despues casi de 5 años que ya no siente lo mismo por mi y que quiere estar solo para poner en claro sus sentimientos. se va de casa y seguimos teniendo contacto durante un año y seguimos manteniendo alguna relacion. un dia cuando esta…

     Esta es una historia de dos personas que se gustan simplemente, no es especial ni espectacular, pero para mí significó mucho porque marcó un antes y un después en mi vida personal. Todo comenzó una noche de verano del 2009. Yo en aquel momento tenía pareja, ella era de Almería y yo de Cádiz. En ese momento estábamos pasando unas vacaciones en mi ciudad. Aunque esa noche concretamente ella se encontraba en Sevilla en casa de una amiga porque quería asistir a un concierto que se celebraba allí mismo del mismísimo Bruce Springteen, a mí no me gusta mucho su música así que no me merecía la pena gastarme tanto dinero en la entrada si no me gustaba tanto, cierto es que la podría haber a compañado, pero por alguna razón no fué así y la esperé esa noche en mi casa en Cádiz, de forma que al…

No levantaba un palmo del suelo la primera vez que la vi. Ya por aquél entonces me intimidaron sus  preciosos y vivarachos ojos color negro azabache y los cuatro ricillos rebeldes que adornaban su cara. Un chupete rosa, sí, rosa fucsia, ocupaba gran parte de su boca, como una parte más de su divertido vestuario. Eva le pusieron por nombre, dicen, que por su enorme afán por vivir; pues no había sido una niña particularmente fácil de de parir.  Años después, no lo sería tampoco de criar. Me llamo Manuel y sí, me enamoré. Me enamoré tan perdidamente que recuerdo línea a línea cada trazo  de su cuerpo y también, cada año que esperé a su mayoría de edad para pedir su mano. Tanto para mi desdicha como para mi alegría, sólo puedo disfrutarla hoy a través de la ventana del tiempo… Eva murió a los veinte años. Su legado, un pequeño diablillo lleno de vida…

  Llevaba ya mucho tiempo enamorada de él, casi hacía ya el verano pasado por lo menos 3 años, él tenía unos ojos marrones increíbles, tez clara, pelo oscuro… le amaba .    Tanto tiempo me hartó a sin que cerca de la feria conseguí olvidarme de él, no creí que él se fuera a enamorar de mi nunca, él tan perfecto, todas las chicas iban detrás suyas, yo me veía una más, solo una más, pero un día ya no me sentía ignorada por él.    Terminó la feria y se conectó a la red social, le hablé y le pregunté a quien quería, el no quería y yo insistí. Mi momento de shock, dijo que me quería a MI, ¿Qué me vio en mi?   No me lo creía, yo tanto tiempo queriéndole y de pronto me quiere el a mi asín como asín. Pero desde ese día…

Ya han pasado unos años y parece como si todo hubiese sucedido ayer… Era una noche de septiembre, mis amigos y yo habíamos salido a celebrar la despedida de soltero de mi amigo Nicolás. La noche estaba terminando, cuando apenas unas gotas bailaban en nuestros vasos. Mientras hablábamos, de repente, como si nada, apareció mi mejor amiga Amelia acompañada de Sara (una jóven a la que conoció en su trabajo de verano). En cuanto levanté la cabeza, ¡Mis ojos no creían ver lo que estaban viendo!. ELLA. ¡La mujer perfecta! Sé que suena típico decir eso de una mujer, pero os lo aseguro, ¡es perfecta!. En cuanto la vi, supe que era mía. Tenía que ser mía… Sara es una chica rubia, de ojos grandes de un color chocolate que intensifica su mirada. El tono pálido de su piel, le hace parecer  una muñeca de porcelana.. Comenzamos a hablar y…

A pesar de los locos momentos del día Y las solas y absurdas horas perdidas Aunque siento que a veces los besos Se volvieron  amargos ante la ironía. ¡No me olvido de ti! A pesar de que son esos locos enanos Los culpables de todos mis llantos Los que hablan del tiempo,  de la distancia Y las rotas palabras que quedaron en nada. ¡No me olvido de ti! Y aunque vuelvan los cielos a traer los recuerdos Y las nubes se empapen de todos tus besos Aunque me ciegue el deseo de verte a mi lado Volveré mil veces a decir ¡Jamás! Porque nadie en tiempos me hizo tanto daño Porque el vacío se hizo mi eterno aliado Porque a veces pienso que aun mejor me muero Pero si  vuelvo a verte lloraré por ti. Compraré un disfraz de caperucita y en alas de…

 Era una chica de estatura alta, 1.70, rubia, ojos azules, cuidado cabello, delicada, tez tersa. Me enamoré a primera vista. Era la fiesta del pueblo en la aldea de mi abuela. Nos presentó un amigo común, fuimos a las atracciones, bailamos, caminamos cogidos de la mano, nos mirábamos tiernamente, todo era muy bonito.   Hacia la noche, fuimos a cenar, cada uno a su casa  pero mi mente acudía a Giselle, así se llamaba y estaba deseando el encuentro. Volví a la fiesta, allí estaba, esplendorosa, bella, bailamos enamorados o eso creía hasta que a medianoche, cuando cada minuto que pasaba sentía más por ella, me dijo que esperara un rato y no os vais a creer con quién vino, volvió y me presentó a Carlos, su novio.   Según me lo iba presentando, me venía abajo y amablemente se despidieron para ir a bailar.  Aquella bella historia de amor de aquel…

  La conocí en verano, fue un verano de diversión, de salidas, de paseos, de felicidad.  Nos enamoramos, disfrutamos, nos besamos a escondidas, nos sedujimos.  Nos prometimos vernos al año siguiente, como se hace en los cuentos de amor, lo recuerdo bien, tú con un elegante vestido que te hacía más juvenil, sonriente, feliz, enamorada.   Nos prometimos incluso consultando al tarot del amor y lo sellamos todo con un beso. Recuerdo el día de San Antonio, según lo acordado, allí te esperaba. De casualidad pasó tu primo corriendo, me vio, paró y me saludó y me dijo algo que nunca olvidaré, “que haces aquí, tu mujer a muerto” – lo dijo con naturalidad, como si fuera algo que me sucedía todos los días.    Lloré, lloré y maldije el maldito cáncer que tenías desde hace un par de años, hizo que nuestras promesas de amor se rompieran y yo siga…

  Karen era una jovencita de catorce años a la que le gustaba bailar. Ella cursaba tercer grado de secundaria y le atraían mucho los hombres pero decía que su primer amor quería que fuera un hombre ya mayor que ella, ya que se le hacían inteligentes e interesantes, con pensamientos distintos a los demás chicos de su edad. Ella tenía su perfil en la red social y navegaba cuando decidió mandarle una solicitud de amistad a un joven, que no era tan joven como ella, se llamaba Jorge. El  chico, al ver la solicitud de Karen, miro su perfil y le pareció muy bonita y la aceptó.     Pasado un tiempo, le mandó unos mensajes en los que le decía que como estaba, a que se dedicaba y todo lo típico que se dice para empezar una conversación. Ella le preguntaba lo mismo y así se fueron conociendo a…

Lorena estaba viviendo un cuento de amor de ensueño con Víctor. Todo era perfecto, el amor ya estaba instalado permanentemente en sus vidas y sabían perfectamente que nunca se marcharía. Cada día que pasaba, hacía que la ilusión que habitaba en ellos fuera mucho mayor. Las mujeres del pueblo también querían que sus historias de amor fueran como las de ellos, pues el amor era tan grande, que se les quedó pequeño. Necesitaban algo más y no sabían el qué. Acudieron a un tarot del amor experto, en busca de ayuda para completar su amor. La vidente no les creían, pues no había nada que hacer, su amor era tan grande que apenas había gente que sintiera ese querer. La ilusión de ellos se fue apagando, necesitaban hacer algo y urgentemente. Ella se puso a llorar, él no la entendía, le pedía explicaciones por su comportamiento y Lorena apenas podía…

Pin