Historias de Amor Ficticias

Historia de playa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

historia de playa

 

 

 

 

 

 

 

 

El verano es una de las mejores épocas del año para encontrar el amor. Parece como si el calor fuera capaz de despertar una fuerza cósmica en nosotros muy potente, y consigue que hagamos todo tipo de locuras.

El día en el que el amor llegó a mi vida estaba en una playa donde veraneaba con unas amigas. Cuando vimos al socorrista algunas de ellas se rieron porque no era tan agraciado como se lo esperaban… sin embargo, a mi me parecía mono.

En algunas ocasiones lo pillé mirándome pero decidí no hacerle demasiado caso.

No se como pasó que cuando me di cuenta me había adentrado demasiado y no podía salir. Lo siguiente que recuerdo fue sus labios juntos a los míos y como me hacía la reanimación… al parecer, había estado a punto ahogarme.

Para agradecérselo le invité a cenar. Tenía algo mágico que me hizo enamorarme de él casi de inmediato.

!Cuidado con el calor, amigas mías, pueden jugarnos malas pasadas!

Historia de playa
Vota el articulo!

Deja un comentario

Pin